En la actualidad, el mundo casi de forma simultánea vive los estragos que ha causado una nueva enfermedad respiratoria que se ha dado a conocer como “COVID-19”. Sus orígenes datan de China, pero aún no se tienen certeza de cuál fue la manera en la que este virus se pudo generar.

Muchos estudios, actualmente, se centran en saber si es una mutación netamente biológica o si el hombre ha tenido que ver de forma directa en el desarrollo de este virus que ya ha dejado más de 200.000 muertes en todo el mundo a día de hoy. Es así como en medio de grandes acusaciones, China intenta esclarecer lo más posible este tema.

Cómo fue el inicio de una de las pandemias más peligrosas de la historia de la humanidad

A finales del año 2019 comenzó a surgir en Wuhan un alto índice de personas que presentaban cuadros respiratorios que en algunos casos se convertían en severos y podían conllevar a la muerte. Sin embargo, para ese entonces no se sabía de qué enfermedad se trataba y comenzó a catalogarse como una “neumonía rara”.

Posteriormente, comenzaron a originarse más contagios y esto sucedió de forma masiva, lo que obligó al confinamiento y cierre de algunas ciudades. La provincia más afectada fue la de Hubei. De esta manera, sin tener un patrón sintomatológico concreto y sin saber de qué forma tratar este virus, cruzó fronteras y a tan solo cuatro meses después de su aparición, ya se encuentra presente en más de 150 países del mundo.

Justo para el 11 de Marzo de 2020, el presidente de la Organización Mundial de la Salud, cataloga el nuevo COVID-19 como una pandemia. Esto se debe al hecho de que ha crecido de una manera altamente exponencial, al mismo tiempo en el que se ha podido constatar que se contagia de forma muy rápida por lo que será complicado dar con el control de la propagación.

Medidas para prevenir el contagio que pudieron ser tomadas a tiempo

En las primeras semanas del mes de Abril de 2020 han surgido muchas inquietudes en relación al origen concreto del COVID-19. De la misma manera, también han crecido las dudas con relación a la información que ha ofrecido China desde los inicios de la pandemia, ya que de forma evidente, se puede observar que no hay una clara coherencia entre lo que se dice y lo que está sucediendo.

Uno de los gobiernos que ha sido más enfático en las acusaciones ha sido el de los Estados Unidos, alegando que China no ha dado a conocer toda la información necesaria para que otros países en lo que hoy ya está presente el virus, pueda tomar todas las medidas necesaria. Además le acusa de mentir en relación con las cifras de contagiados, recuperados y fallecidos que ha dado a conocer.

Hoy sabemos que hay medidas que debieron ser tomadas a tiempo y no se hicieron, esto es lo que ha llevado que en algunos países como Estados Unidos, Italia, España, entre otros, la tasa de contagio sea tan elevada y que, por ende, muchas personas hayan perdido la vida.

De la misma manera, también debe existir un claro compromiso por parte de las autoridades encargadas para que se tomen en cuenta todas aquellas estrategias que puedan ayudar a que el COVID-19 no siga causando más estragos y que de ser necesario se aplique la ley como ya se ha hecho en algunos países.

Un virus con una alta tasa de contagio

Debido a la rapidez con la que se contagia el COVID-19, es que se ha convertido de una forma muy sorpresiva en una pandemia. Las vías por las que se puede contagiar esta enfermedad respiratoria es lo que ha hecho que se tengan que extremar las medidas de higiene, el uso de guantes y tapabocas, además del confinamiento.

Por otra parte, hemos podido ver cómo los pacientes asintomáticos se han convertido en un gran referente de alarma, esto entendiendo que aunque no presenten ningún tipo de síntomas, si pueden llegar a contagiar el virus.

Si nos fijamos, como estas personas no nos muestran síntomas, se torna mucho más complejo que se pueda aislar el caso y que esta persona no llegue a contagiar a otras. Es por ello que se ha vuelto clave el distanciamiento social pero una muy buena forma de prevenir el contagio sigue siendo la vigilancia por medio de cámaras que detectan la fiebre en controles de accesos como Aeropuertos, Estaciones de Trenes o Autobuses, entradas a recintos, supermercados y todo lugar donde hay un transito de personas o cada vez hay posibilidades de cámaras térmicas económicas para la detección de fiebre para ser utilizadas en Pymes en España.

Población más vulnerable frente al covid-19

De acuerdo a los reportes que ha emitido la Organización Mundial para la Salud, la población más vulnerable se centra en los adultos de la tercera edad y aquellas personas que ya cuenten con una enfermedad de base.

Sin embargo, de acuerdo a los reportes más recientes, se ha podido demostrar que los jóvenes y niños no se encuentran excluidos de ser contagiados, tanto es así que también pueden llegar a desarrollar complicaciones que pueden llevar a la muerte.

En este sentido, la OMS ha sido muy riguroso en el llamado a que las personas cumplan con el distanciamiento social. Hace especial énfasis en que no se trata solo de cuidar de nosotros, también se debe cuidar a quienes nos rodean.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar