Con la pandemia del coronavirus el mundo se mantiene en alerta constante. La cuarentena es parte de las medidas preventivas contra el contagio, los hábitos de higiene y salubridad han cambiado, y las entidades gubernamentales aconsejan prestar mayor atención a la temperatura corporal.

Esto sucede porque la fiebre es uno de los principales síntomas del Covid-19 o coronavirus. Por lo tanto, para optimizar el control y evitar la propagación de la enfermedad, los centros de salud recomiendan medir la temperatura corporal al menos dos veces al día.

La temperatura corporal frente al coronavirus

Dado al auge de contagios a causa del coronavirus, las organizaciones más importantes del mundo han cambiado las normas de seguridad y control a nivel social.

Como la fiebre es uno de los principales síntomas del Covid-19, se han implementado nuevos sistemas exponenciales para el control de temperaturas.

Las cámaras térmicas, por ejemplo, se presentan como herramientas imprescindibles en la lucha contra el coronavirus. Esto se debe a la veracidad y exactitud de los dispositivos, en cuanto a medición y detección del calor corporal.

Dado a que la fiebre sigue siendo el síntoma de mayor relevancia, la Organización Mundial De La Salud enfatiza en su importancia y recomienda estar atentos a la temperatura corporal de manera constante.

Además, los especialistas aseguran que cómo la temperatura corporal ha bajado a lo largo de nuestra historia humana, es importante saber que esta puede variar según la estructura de cada persona en particular.

Teniendo esto en cuenta, cabe destacar que una temperatura corporal normal es de 37,5º a 36,5º; siendo el último parámetro el más bajo dentro del rango saludable.

Estudios sobre la temperatura corporal

Existen números estudios que hablan sobre los cambios de la temperatura corporal a través de los años. Carl Reinhold August Wunderlich, considerado el padre de la termometría, fue uno de los primeros en establecer el parámetro de 37º cómo la temperatura normal.

El estudio más reciente corresponde al año 2017. La organización “British Medial Journal” realizó exámenes en 35.488 personas y fue cuando la media se marcó en 36,6º.

Asimismo, la Universidad de Medicina de Stanford concluyó que la temperatura corporal ha descendido a través de los años, alcanzado los 0.03º por década. El factor determinante se relaciona con los cambios de vida y la mejora en los sistema de salud.

De este modo, el aumento de dichos parámetros podrían indicar alguna alteración a causa de infecciones que el organismo intenta erradicar a través de la fiebre. Cuando la dolencia aumenta y se alcanzan los 39º a 40º, las consecuencias podrían ser graves para el paciente.

En cualquier caso, para confirmar la posibilidad de padecer Covid-19, habría que considerar el resto de los síntomas y tomar medidas de seguridad lo antes posible.

Medición de la temperatura corporal

El método tradicional para medir la temperatura, es el termómetro bajo la axila. Sin embargo, este no es la forma más precisa, ya que el resultado puede variar dado a los factores ambientales.

Tomando esto en cuenta, el lugar más apropiado para medir la temperatura es el recto. Si bien se entiende que por cuestiones culturales no es el método más utilizado, se recomienda hacerlo de esta manera si usted no cuenta con termómetros de mayor nivel tecnológico.

Hoy, gracias al avance de la tecnología existen termómetros especializados que evitan el contacto directo con los pacientes. Esto es vital, puesto que el principal método contra el contagio es no hacer contacto directo con una persona presuntamente infectada con coronavirus.

Termómetros infrarrojos

Una temperatura corporal de 39º ya es indicio de fiebre, por lo que medir a gran escala cuando se está en medio de una pandemia, puede convertirse en un problema.

Para solventar la problemática, los termómetros infrarrojos se presentan como una opción fiable y rápida que permiten llevar un control exhaustivo ante el virus Codiv-19.

Dichos termómetros funcionan a través de la emisividad de la radiación infrarroja. De esta manera, el dispositivo logra medir la cantidad de radiación dentro del espectro infrarrojo y la convierte en una corriente eléctrica que se aprecia mediante una pantalla.

Además, cuando el termómetro es de calidad, integra un sensor de temperatura ambiente para eliminar posibles errores. La mediación es prácticamente instantánea y es lo que se está utilizando como método de control viral.

La posibilidad de medir la temperatura corporal sin hacer contacto directo con el paciente, resulta una técnica ingeniosa considerada un punto de inflexión ante la crisis.

Si bien la precisión del termómetro dependerá de su calidad, es posible encontrar dispositivos económicos de uso doméstico. Por lo tanto, conviene recurrir al uso de este tipo de dispositivos, cuando usted tiene la posibilidad de adquirirlos.

Consideraciones

Pese a la exactitud de los sistemas de medición de temperatura, recuerde que tener fiebre no significa ser portador de coronavirus. Por ende, es importante estar atento a los demás síntomas, además de recurrir a la opinión profesional.

En este sentido, si usted o algún familiar tiene una temperatura por encima de los 37º, no olvide pedir la opinión profesional de su médico de confianza, además de respetar las medidas preventivas por cuestiones de seguridad.

Conclusiones

La temperatura corporal correcta para saber si tenemos fiebre debe superar el parámetro normal de 37º. Ante la creciente pandemia, no olvide mantener la calma y reforzar sus hábitos de higiene, además de recurrir a un médico especializado en el caso de presentar una temperatura corporal elevada y otros síntomas.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar