Actualmente, estamos viviendo una de peores crisis humanitarias que ha golpeado a la humanidad. Con gran preocupación podemos ver cómo lo que comenzó como un virus nuevo en la provincia de Hubei China, ya se ha propagado por todo el mundo.

Los datos más recientes nos señalan que el epicentro de dicha enfermedad respiratoria se ha trasladado a los Estados Unidos, siendo este país el que actualmente cuenta con la mayor cantidad de contagiados y fallecidos; lo más alarmante de este país es que ocurrió un contagio exponencial por no haber realizado detecciones tempranas.

Estrategias planteadas por los países para una detección temprana del COVID-19

De acuerdo a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, el COVID-19 aún no cuenta con un tratamiento específico y mucho menos con una vacuna que pueda ayudar a detener su propagación. En consideración con esto, dentro de las medidas medianamente efectivas se encuentran: el distanciamiento social, el uso de tapabocas y guantes, acompañado de medidas de higiene personal.

En su mayoría, los países que se han visto afectados por este virus, han acogido las medidas antes mencionadas, sin embargo, existen variantes. Algunos países han tomado una cuarentena total, apoyados con algunos decretos de ley para que esto se cumpla. Por otro lado, también podemos ver que hay países que han tenido una cuarentena parcial y se han respetado los trabajos esenciales.

Ahora bien, sabiendo que estas estrategias no pueden ser del todo eficaces, algunos países han optado por el uso de tecnología. La idea es crear un monitoreo amplio, cosa que permita dar con posibles pacientes infectados mucho antes de que se confirmen o de que puedan contagiar a otras personas.

Dentro del uso de la tecnología que se ha podido observar, tenemos:

  • Implementaciones de aplicaciones para monitoreo.
  • Uso de cámaras térmicas para detenciones de fiebre de posibles infectados.
  • Puntos de detección móviles.

 ¿Por qué es importante trabajar en la detección temprana del COVID19?

Aunque en un principio se conoció que el COVID-19 era un virus que no tenía una tasa de mortalidad tan alta, posteriormente, se han ido conociendo síntomas y complicaciones que lo revelan como un virus peligroso. Lógicamente, al tener una tasa alta de contagiados es muy probable que la tasa de fallecidos también vaya en aumento.

Lo que se pretende con la detección temprana de casos es que se pueda ir aplanado la curva de contagiados y que, al mismo tiempo, se pueda crear un cerco epidemiológico que dé lugar a que se pueda ir erradicando el virus de forma paulatina. Estas medidas son aún más estrictas luego de que el presidente de la Organización Mundial de la Salud dijera que el COVID-19 es mucho más letal que la gripe H1N1.

Países como Corea de Sur y China han intensificado mucho más todas las medidas que se pueden tomar para las detenciones tempranas, esto deriva de la experiencia que han tenido luego de luchar más de cuatro meses con este virus. En el caso de China, actualmente, ya se han dispuesto de cámaras térmicas, principalmente en los aeropuertos.

¿Qué función cumplen las Cámaras Térmicas en los aeropuertos?

Todo el mundo se ha visto en la obligación de buscar nuevas alternativas que permitan tener una lucha fuerte contra el nuevo coronavirus, en este sentido, la implementación de la tecnología ha jugado un papel importante. En este caso, hemos apreciado la apuesta que se hace con las Cámaras inteligentes que detectan a los individuos con fiebre.

La idea de colocar estas cámaras en los aeropuertos surge como un plan piloto para poder detectar posibles casos de COVID-19 por medio de la temperatura corporal. Recordemos que estas son cámaras que en fracción de segundos y por medio de una configuración específica nos puede ayudar a determinar si una persona tiene una temperatura corporal que pudiese acercarnos a un caso positivo de este virus.

Por otra parte, también es notorio que estas cámaras no sólo se desean implementar en los aeropuertos, también serán distribuidas en diversos lugares públicos en los que se pueda tener mucha concurrencia de personas.

Una de las ventajas que presenta este tipo de productos es que puede realizar una especie de escáner a más de 5.000 personas en aproximadamente unos treinta minutos, por lo que si tenemos un monitoreo constante es evidente que podemos detectar posibles casos de forma muy eficaz y esto daría lugar a una toma de decisiones de manera oportuna.

Desde luego que la humanidad no volverá a ser lo mismo después de esta pandemia y está es una de las razones por las que debemos manejar este tipo de alternativas, teniendo en cuenta que para poder volver a la normalidad, se deberá hacer de forma relativa y ayudados por la tecnología y las buenas estrategias para evitar nuevas olas de propagación del virus.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar